Transantiago y la con….

Recuerdo como si fuera ayer cuando el Transantiago partió en Octubre del 2005, si no me equivoco un día sábado. Ese día mi temor era grande, era como la primera vez que salí solo y me subí a una micro (la Buin-Maipo), veía todo de forma distinta, era prácticamente un hombre independiente, por lo menos para movilizarme por la gran RM. Ese día Sábado tenia junto un Control de Calculo si mal no recuerdo a las 9 de la mañana.

Como varios Chilenos decidí hacerle caso a el ídolo Iván Luis Bam Bam “cárgame la Bip” Zamorano y en vez de salir una hora y media antes salí 2 y me atrevería a decir que fueron un poco mas de 2 horas de anticipación, camine una cuadra (que valía como por 3) para llegar a tomar el recorrido 621.
Ese recorrido de por si era HORRIBLE, siempre que pasaba por el paradero habitual, donde tenía que tomarla, pasaba llena y con gente colgando. Era imposible tomarla ahí, muchas veces camine y camine… y camine para poder lograr subirme, por ultimo irme colgando. Al final el resultado era el mismo todos los días, nunca llegaba temprano a la primera clase y muchas veces me la perdí de lleno por culpa de este recorrido.

Mientras caminaba del paradero 41 (donde vivía) al paradero 40 de Gran avenida, podía apreciar el mar de gente esperando la locomoción, cuando digo mar puede que sea exagerado pero no, puede que hasta decir un océano de gente no sea exagerado. Al ver el panorama pensé: “Chuuuuuu, me pinta pa mal la cosa” y como a varios creo que la primera palabra que esboce de mi bella boca fue: “Zamorano y la con…”
Finalmente al llegar al paradero 40 me di cuenta de que el panorama era definitivamente (y como dirían los periodistas) “dantesco”. Jamás había visto yo tanta gente esperando una micro, que pasaban en intervalos de tiempo sobre los 40 minutos. La desesperación era evidente, las personas fumaban un cigarro tras otro, yo me paseaba en estado de desconsolación, no había mucho que hacer a esa altura. Ni los colectivos eran de ayuda ya que venían llenos del centro y yo creo que de mucho antes. Cuando a lo lejos se diviso una micro el rostro de la gente cambio de rabia a una mezcla de alivio con rabia, pero definitivamente paso a cara de rabia cuando paso de largo y no paro.

Tomar locomoción a esa altura era simplemente una quimera. Cuando ya mi espera iba por sobre la hora y media paro una micro, la gente se abalanzo cual Piraña ve un dedo en el agua. Deduzco que solo lograron subir a lo más 4 personas, según aprecie de lejos.
Cuando mi espera era ya de 2 horas apareció una amiga (Mi flaca del alma) quien claramente se paso por la sombra el consejo de Zamorano, y yo claramente pensaba: “para que mierda le hice caso weon, habría dormido 1 hora más tranquilamente y habría tomado desayuno como corresponde”, en fin las lamentaciones solo agravaban la desazón que tenia.

Pero como si hubiera juntado las esferas del dragón y le pidiera un deseo a ShenLong (que nos mandara una micro para poder irnos a dar la prueba, que de por sí ya estaba absolutamente atrasado), aparecía una 119 (claro la 611 ya ni quimera era, definitivamente la tenia borrada de la existencia porque en todo ese lapsus paso una y con gente que la venia empujándola para ver en qué momento se subían). Con mi amiga corrimos y el tiempo paso a modo Matrix, todo se alentó pero nosotros no, por lo que cual Espartano luchamos y subimos a la micro.

En fin, llegamos re tarde a dar la prueba, igual los ayudantes tuvieron corazón y la empezaron mas tarde (saludos para ellos, Tiare y Bichosqui), igual me fue como el oyo, pero lo importante era ir a darla, había que morir con las botas puestas.
En fin el Transantiago fue un caos, salieron juegos para el celular que eran furor (se acuerdan de ese en donde atrapabas la tarjeta Plop! Jajajajaja muy bueno… en fin) Finalmente en Febrero del 2007 se implemento al 100% y venia la prueba de fuego en Marzo… todo fue un Deja vu. Y para empeorarlo aun más el paradero 25 de la Gran Avenida estaba siendo remodelado por lo que las micros tomaban un desvío y se amontonaban fuera de un supermercado, la gente se ponía en l acalle para obligar a la micro a parar, no importa si venia llena la cosa era subirse como fuera.
Viajes que demoraban sobre 2 horas para llegar al destino, recorridos nuevos y choferes pollos que nos e sabían el recorrido (eso nunca lo entendí bien, si habían sido entrenados… en fin “the chilean way” po)
Recuerdo que anduve hasta con un mapa en las manos para poder llegar a mis destinos jajajaja.

Pasaron los años y finalmente logro estabilizarse un poquito más la cosa y el transantiago dejo de ser un problema para mí y fue de ayuda, ya que lograba llegar temprano a clases luego de 2 años… todo eso hasta ahora.
Nuevamente tengo problemas con el servicio. Hoy vivo un poco más lejos pero me sirven 2 micros desde mi casa para poder llegar al centro de San Bernardo y ahí tomar otra que me deja en mi trabajo.
Las dichas micros son la 211 y la G07… casi imposibles de tomar de 7:20 a 8 de la mañana, y digo este rango porque es lo máximo que eh estado esperando subirme a una, mas allá de esa hora no puedo. Pasan 2 en ese rango de hora y pasan llenas, no paran. Finalmente opto por tomar un colectivo, pero me genera un gasto mayor de dinero, que no me repone nadie. Y cuando logro llegar a mi destino (en donde finalmente termino caminando sobre 20 minutos) el recorrido F03 es como el ojete. Se demora una enormidad y generalmente queda en pana. El otro día me subí a una y el chofer venia fumando… fumando po. En fin.

Otro recorrido que me sirve pero para llegar a mi casa es la G03… no para, apaga las luces y sigue de largo. Lo sé porque la eh tomado por ejemplo en Los Morros y cuando sale a Gran Avenida en el 41 apaga las luces y se va hecho una goma… y se van fumando. Una vez el chofer paro en un negocio a comprar cigarros po y con el vuelto se puso a jugar a esas maquinas traga monedas… a jugar weon mientras yo y otras dos personas esperábamos que el “lindo” se dignase a seguir con su recorrido.
Y por ultimo para no ser tan latero (creo que ya ni siguen leyendo esto jajajaja) la pagina del transantiago tiene los horarios de los recorrido, cuanto se demora una micro de otra tanto las de acercamiento como las troncales… Ministro de Transporte, seleccione un bus de acercamiento con los horarios que dice la pagina y salga a tomarla… diferente es la cosa. Se demoran el doble del tiempo previsto y más. Y si no pasan en un buen rato terminan pasando 3 hasta 5 micros del mismo recorrido al mismo tiempo (sobre todo en las noches), así que con todo respeto pero los horarios de la pagina me la paso por la raja, muchos no sirven.
Y no quiero ni mencionar el metro en donde parecemos animales encerrados esperando pasar al matadero.

De todas formas seguiré usando el medio de transporte porque lo necesito, lamentablemente, me seguiré cagando de frio en los paraderos esperando a que pase la micro como corresponda y que finalmente el sistema de transporte en Chile sea efectivo y termine no solo mi suplicio si no que el de mucha gente.

P.D: Bam Bam Zamorano… te perdone altiro por si acaso 😉 sigues siendo un ídolo!

Anuncios

Déjanos tu huella

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s